CUERDA / EL PERFECTO HOMBRE

Trabajo con el grupo musical CUERDA para su segundo disco El perfecto hombre.

Las canciones de El perfecto hombre tienen ese tacto de carne viva que hace que uno las toque con un poquito de aprensión al principio, como queriendo no hacer daño porque cualquier roce escuece. Pero después se escuchan una y otra vez con el placer culpable de quien se toca las pupas o se arranca los padrastros y no deja que las heridas cierren. Paco y Toñi defienden la espina dorsal con voces virtuosas y delicadas y dan verdad a unas letras que se abren en canal.